lunes, 14 de agosto de 2017

14 de agosto



51

No quiero olvidar el colegio en el que estudié la EGB.

52


No quiero olvidar que a veces exageraba mi timidez solamente para gustarte. 

53

No quiero olvidar que aprendí a leer para poder estar a solas y en silencio.

54

No quiero olvidar que me gustaba verte bailar, ni tampoco lo que sentía en el momento justo en el que empezaban a sonar aquellas canciones que solíamos  bailar agarrados. Entre todas ellas , mi preferida era Angie de los Stones porque tenía la impresión de que cuando sonaba esa canción, tú te apretabas un poco más contra mi pecho. Siempre pensé que eso era hacer el amor.

55

No quiero olvidar mi viejo Scalextric

56

No quiero olvidar que la luna nos brindó mil oportunidades de fumar juntos cigarrillos con los pies colgando.

57

No quiero olvidar tus caderas ni la manera en que caminabas.

58

No quiero olvidar que tu cuerpo se parece a un poema que escribí hace mucho tiempo.

59

No quiero olvidar cuando te llamaba por teléfono pensando en contarte mil historias y decidido a que escucharas hasta el final  todas mis propuestas y que sin embargo se me cortaba la voz al escuchar la tuya y entonces ya no era capaz de articular una sola palabra. Y así todos los días.

60

No quiero olvidar la primera vez que pronuncié tu nombre en voz alta en tu presencia. Dijiste entonces: “Muy bien, vamos mejorando”

61

No quiero olvidar que te fuiste sin decirme dónde guardabas el amuleto que te regalé por tu cumpleaños. Ni tampoco cuándo pensabas volver.


(Continuará)

Mantuvimos los motivos (2013)

Nada surge de la nada. Casi todo lo que fuimos formó parte de nuestra biografía y también de nuestra imaginación. “No soy sino aquello que recuerdo”, te dije y también te lo diré más adelante y durante todos los días de nuestra vida. 
Cuando era niño soñaba con que algún día encontraría a una mujer como tú paseando por un bosque de versos alejandrinos y de ruidos extraños. Cuando por fin te encontré supe al instante que eras tú a pesar de que estaba lloviendo y de que no había bosques ni versos y el silencio lo ocupaba casi todo. Me miraste a los ojos y yo por timidez no supe qué decirte pero en cambio por la noche te escribí dos poemas de amor. 
Nadie dijo nunca nada pero mantuvimos los motivos. 

Juanjo Ginés 

viernes, 9 de junio de 2017

Nuestra vida la medimos por la forma en que nos decíamos las cosas sin necesidad de hablarnos


Estoy casi seguro, mi amor,  
de que la parte más cruel del tiempo,
o mejor dicho
de lo que su paso
hizo de nosotros,
no fue tanto su hostilidad
como su indiferencia.

Te digo, mi amor, 
que el tiempo que nos mató  
ni siquiera tuvo la necesidad
de querer hacerlo.

jueves, 20 de abril de 2017

Pertenezco a una tribu de lectores


Yo pertenezco a una tribu de lectores que disfrutan de la intimidad, de la soledad y del silencio. Yo pertenezco a una tribu de lectores que les gusta conversar sobre sus libros favoritos. Yo pertenezco a una tribu de lectores que habitan  en un mundo de páginas y palabras. Yo pertenezco a una tribu de lectores capaces de llorar ante un verso, como Stendhall al contemplar la belleza de Florencia. Yo pertenezco a una tribu de lectores que encuentran placer en la lectura y también en la relectura. Yo pertenezco a una tribu de lectores que creen que leer es recordar, y vivir, y soñar y volver al vivir. Yo pertenezco a una tribu de lectores que aborrecen el entretenimiento fácil y el imperio de lo efímero. Yo pertenezco a una tribu de lectores que dudan y que piensan. Yo pertenezco a una tribu de lectores que acuden a las librerías para calmar una sed o encender una luz.

lunes, 17 de abril de 2017

17 de abril


Te escribo para decirte
que ya no quedan fresas
en el frigorífico,
que anoche tomé las últimas
y que estaban deliciosas.

domingo, 16 de abril de 2017

16 de abril





Te recuerdo rodeada de carreteras secundarias,
de poblaciones lejanas,
de pequeñas casas iluminadas,
y de calles tristes, solitarias y
húmedas.

Te recuerdo desnuda bajo las sábanas blancas
de un hotel interminable
y silencioso.

Te recuerdo tierra oscura, fértil y distinta,
te recuerdo suspiro y cielo y orgasmo,
te recuerdo canción desconocida,
y también te recuerdo montaña
y lago oscuro
y susurro.

Aún te recuerdo rodeada de carreteras secundarias.
Como siempre,
como siempre fuiste para mí,
un lugar entre la melancolía y la euforia.
Y dicen que quizá no deje de llover durante toda la noche. 

viernes, 14 de abril de 2017

14 de abril


41

No quiero olvidar las tardes en que jugabamos a decir en voz alta las cosas que no estábamos dispuestos a olvidar. 

42

No quiero olvidar que fui un Cóndor que voló sobre ti. 

43

No quiero olvidar nuestro primer trato. Yo lo cumplí y tú también. 


44

No quiero olvidar el día de tu cumpleaños. 

45

No quiero olvidar el primer verano que pasamos separados. 

46

No quiero olvidar una canción de Patti Smith.  

47

No quiero olvidar que mantengo mi reloj en la muñeca derecha solamente por ti. 

48

No quiero olvidar una noche en la Plaza de Oriente.

49

No quiero olvidar nuestro viaje a París. 

 50

No quiero olvidar el primer poema que te escribí ni tampoco el último. 


(Continuará)